Propuesta aprobada en APM “Cambio de hora en los plenos municipales”

A continuación el texto de la propuesta aprobada, por consenso unánime (ausencia de disensos), en APM:

Propuesta “Cambio de hora en los plenos municipales” presentada para la APM

El actual horario de los plenos dificulta la participación de los vecinos y vecinas, por ello reclamamos que éste cambie. Para lograrlo serían necesarias las siguientes acciones:

-Presentar en las Juntas Municipales un texto común para  llevar a todos los plenos como pregunta,  para reclamar que se hagan con horario de tarde, no a la hora de comer. (Texto adjunto).
– Comer en los plenos, para protestar por lo mismo, es una acción que no resta fuerzas a las otras acciones ya que las personas que habitualmente van solo tienen que llevarse el bocata o la tartera y comer allí.
– Representación en la calle,  irónica, sobre cómo funciona un pleno y cómo consideramos que debería ser.

Texto: Solicitud a los Plenos de los Distritos municipales.

Hoy, cualquier miembro de nuestra sociedad defiende la democracia como la mejor forma de organizar la sociedad y de resolver las diferencias de intereses y valores entre sus miembros. Sin embargo; la democracia más allá de afirmaciones retóricas exige su puesta en práctica y éste es un deber que obliga de manera imperativa a quienes ejercen el poder político.

La democracia hace precisa la consolidación de unas relaciones sociales sustentadas sobre la ciudadanía; por lo que, las relaciones entre las personas y el poder político en condiciones de democracia nunca pueden ser de sumisión y dominación.
Para que la forma de la sociedad sea de plena democracia, los ciudadanos y ciudadanas deben poder controlar, desde la superioridad de su soberanía, las consecuencias de sus propios actos políticos. Especial importancia tiene el estar informados y poder aportar sus criterios de valor a las acciones de quienes se han comprometido a gestionar la política por haber sido elegidos para ello. Por lo tanto, es una condición de la democracia que dicho control se materialice en el conocimiento por los ciudadanos de las decisiones que toman los políticos profesionales y que han sido elegidos en un proceso electoral necesario para la democracia, si es auténticamente representativo, proporcional y transparente, pero que, aún cumpliendo estas condiciones, no es suficiente por sí mismo para garantizar las condiciones de soberanía de la ciudadanía si no se acompaña de las formas de participación y control del poder político.

Nuestro ordenamiento normativo desde la Constitución al Reglamento de los Distritos de la Ciudad de Madrid reconoce en la participación uno de los pilares de la democracia y la forma de que la ciudadanía tenga criterio y juicio sobre la acción de sus gobernantes.

El empeño ciudadano de ser cada vez más lo máximo, que se puede ser en una sociedad de personas iguales, es decir ser soberano en ciudadanía, choca con el empeño contrario de ciertos políticos profesionales en poner obstáculos a esa participación, de la que ellos deberían ser sus máximos garantes y mayores promotores.
Así; el Ayuntamiento de Madrid ha impuesto para todos los Plenos municipales el horario que pone mayores dificultades de asistir e impide la presencia numerosa de los vecinos y vecinas que aún hoy logran tener un trabajo.
Desde una consideración democrática, esta decisión no sólo dificulta el compromiso ciudadano y la preocupación por la gestión de lo que es de todos, sino que lesionan la confianza en la democracia y, por lo tanto, la cohesión social.

Hoy nos preguntamos ¿es tanto lo que hay que ocultar de la gestión del Ayuntamiento de Madrid para justificar las trabas a lo demandado por tantas instancias ciudadanas?

Si no es así; solicitamos, que los Plenos de los Distritos del Ayuntamiento de Madrid se realicen a las 19 horas para promover y fomentar la asistencia mayor de los ciudadanos y ciudadanas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Documentos. Guarda el enlace permanente.